Vitalina Varela

Vitalina Varela

La película Vitalina Varela, se estrenó en 2019, siendo la última película publicada del director Pedro Costa. Ganadora del Leopardo de Oro del Festival de cine de Locarno. Es una de las piezas más reconocidas de Costa.

La complejidad de simbolismos que bañan el filme, más la excelente interpretación de la actriz principal; la convierten en una película de alto reconocimiento internacional, que nos muestra la renovación de estilo que hace Pedro Costa, sin perder su objetivo.

Sinopsis

Vitalina es una mujer que vive en Cabo Verde. Pasa 40 años de su vida reuniendo dinero para obtener un boleto a Portugal y reencontrarse con su esposo Joaquim. Sin embargo, al llegar, Vitalina se consigue con la peor noticia: su amor de la juventud, ha muerto.

El panorama para la protagonista no puede ser más trágico; desde su partida, no lo había vuelto a ver y llega a Lisboa, justo tres días después de que se celebro su entierro. Ahora se encuentra de luto y perdida en un lugar en el que todo es desconocido para ella.

Trama de Vitalina Varela

Al igual que muchas mujeres, Vitalina se casó en Cabo Verde a muy temprana edad. Su esposo, sin despedirse, partió a comenzar una nueva vida de inmigrante en Portugal. La falta de recursos y documentos, le impidió a la protagonista la posibilidad de ir al encuentro de su amor. Quien por su parte, había hecho una vida totalmente separada de ella.

Vitalina Varela

Retrato de Vitalina el día de su boda – Vitalina Varela (2019)

Es así, como luego de tantos años, la mujer consigue un boleto de avión rumbo a Portugal. Sin embargo, al llegar, se consigue con la terrible sorpresa de que su esposo Joaquim, fue velado tres días antes, y ella no logró reencontrarse con él.

La decepción, tristeza y abandono, invaden la vida de Vitalina; quien viajó con las expectativas de que todo iba a tener un buen rumbo, y terminó por conseguirse con pura desgracia. Sin papeles y  llena de incógnitas por la vida y muerte de Joaquim; la mujer comienza una nueva vida, donde el único recuerdo que le queda de su esposo, es la solitaria casa que va a habitar.

“No hay nada en Portugal para ti”

Con estas palabras  (junto con: “mi sentido pésame“), fue recibida Vitalina en su poco alegre y clandestina llegada a Portugal. Una vez más, Costa se encarga de contar las duras y frías historias de los habitantes de los barrios de Lisboa. Los individuos que visitan a Vitalina parecen todos mucho que contar, pero son resignaciones a la tragedia que viven.

Su mismo esposo (como nota al llegar a la casa) parece haberse resignado a intentar conseguir algo mejor; viviendo en una casa que está a punto de caerse. Es con esa sensación que percibe al resto de sus compatriotas, grises y caminantes sin vida, Cuando le dice que en Portugal no hay nada para ella, se refieren expresamente:  a que Portugal, no le va a ofrecer nada y no hay manera de cambiarlo.

El idioma de los fantasmas

En su exploración, de lo que se convirtió en su nuevo hogar. Descubre una humilde iglesia improvisada. En ella el cura (representado por Ventura, protagonista de “Juventud en Marcha“)  declara haber perdido la “luz” y se resigna a un destino lleno de oscuridad. En busca de saber más de lo que fue la vida de Joaquim, intenta conseguir información del cura quien había oficiado el entierro de su marido.

Sin embargo, la indiferencia en la que se encuentra el personaje, no le permite responder a nada. Es por esta razón, que Vitalina le ofrece cavar tumbas para la iglesia, si él a cambio, le enseña a hablar portugués; esto siguiendo su mismo consejo de intentar hablar con el fantasma de Joaquim, con el que solo, según Ventura: se podrá comunicar en portugués.

Vitalina Varela en “Caballo Dinero”

Vitalina Varela

Vitalina – Vitalina Varela (2019)

Esta no es la primera aparición de este personaje en las películas de Costa. Su sello personal consiste en mantener la ficción lo más fiel que se puede a la realidad. Técnica que ha utilizado desde “En el cuarto de Vanda“. Esto incluye, que los personajes se interpreten a sí mismos; y que los sucesos que se vean en pantalla, sean solo, representaciones de las memorias de los interpretes.

De esta manera, desde la película anterior a esta (Caballo Dinero). Se nos presenta a Vitalina como parte de este elenco de Caboverdianos. En dicha película, se le muestra como una mujer casi de consistencia irreal; como un fantasma que existe en la mente de Ventura. Una que llora por su marido fallecido, sufre una realidad en la que fue exiliada del recuerdo de su esposo; abandonada a su suerte en Cabo Verde.

En la cinta, Vitalina es la representación de la mujer caboverdiana, pero no se amplía sobre su historia. Se muestra sus pesares sobre la in documentación y la unión entre ella y Ventura, quien tuvo un altercado con su esposo hace años.

La desaparición de una sombra

La función del personaje de Varela en Caballo Dinero, finaliza justo cuando consigue lo que cree es su destino: pertenecer legalmente a Lisboa. Lo que conlleva a que pase el resto de su vida con trabajos de baja paga. Vagando por la vida de inmigrante y conformándose con aquel ciclo de acontecimientos. Situaciones a los que toda mujer caboverdiana estaba sometida.

Final de Vitalina Varela

La relación que la protagonista forja con el cura de la única iglesia del barrio; la hace ver que hasta aquel, que más fe pudo tener, la perdió a medida de su estancia en aquel lugar. Según el testimonio de todos, parece ser ese mismo destino al que la mujer está sujeta desde que aterrizó.

Cuando Costa comenta sobre cómo conoció a Vitalina, se refiere a ella como la esperanza dentro de un lugar que estaba muerto. Puesto a que su primer encuentro sucedió en una casa que todos le indicaron, estaba abandonada. Pero en su interior broto una figura delgada, que lo haría cambiar de opinión. Al ser condenados por sus decisiones, los inmigrantes viven su vida dentro de un espacio muerto, uno que no los reconoce, ni ellos a él.