Películas Pedro Costa

Pedro Costa Películas

El director de cine Portugués Pedro Costa, conocido por películas como No Quarto da Vanda, Vitalina Varela y Cavalo Dinheiro. Refresca el cine contemporáneo, con una visión filmográfica que muestra una realidad cruda y alarmante de los barrios de Portugal. Un hombre que hace cine desde la humildad material y con el mayor deseo de transmitir mensajes profundos. Las películas de Pedro Costa son una sacudida al cine, y recuerdan que  no es solo ficción, sino, realidad.

Lema en Películas de Costa: Menos es más

El director, considera que para atrapar en cámara la historia diaria, no es necesario el uso de gran maquinaria. Es por eso que en su material de docuficción, se encuentra constantemente con elementos que lo separan del resto. Entre ellos, el uso de la cámara fija donde se transporta al espectador a eventos que solo logra escuchar, junto con constantes cambios de luz.

Sin embargo, en lo que no escatima, es en investigación y ensayo. Uno de sus recursos más importantes es la práctica en el set. Más allá de tener todo estructurado, la experimentación es para Costa, lo que da el resultado. De esta manera, el director explica que la verdadera forma de hacer cine, es viviendo la filmación sin preparación previa.

Locaciones de sus películas

Películas Pedro Costa

Tranvía – Lisboa.

Una de las características distintivas encontrada en la mayoría de los filmes de Costa, son los espacios en los que graba. Dentro de la lista, se encuentra un barrio de Lisboa. En el que la mayoría de sus habitantes está compuesto por inmigrantes africanos que viven de comercios informales.

Teniendo como bandera, la necesidad de mostrar la realidad casi en tono de protesta. Arropando tintes políticos intocables, sobre las injusticias que se cometen. En estas locaciones trágicas, Costa refleja su propio dolor a las revoluciones, y los traumas que él, junto con su personaje, recrean diariamente sin la oportunidad de sanar.

Películas importantes de Pedro Costa

En muchas de sus películas el director incluye a los mismos actores o interpretes de la vida. Lo importante de todos los elementos del principio, es que sean sencillos, comunes y rutinarios, sin embargo, a medida que se avanza, también cambian su intensidad. De esta forma, Costa mantiene al publico sumido en una vida que no le pertenece. Pero aunque no lo desee forma parte de ella y sus dolencias, hasta finalizar la película.

Él no presenta actores conocidos, ni siquiera a personas de esa profesión. Presenta historias de personas con las que ha creado un gran vinculo. Familias que ha sufrido terribles cosas que los hace ser indiferentes al entorno, rechazados, a quienes Costa quiere mostrar en la pantalla para que no sean olvidados.

Sangre

Películas Pedro Costa

Película: Sangre (1989)

Esta se presenta como el primer largometraje del director. Sangre (1989) hecha en un formato blanco y negro, da pie a la carrera del cineasta en una historia de conflicto familiar. En la obra se nos muestran a los tres protagonistas: Nino, Vicente, y su novia, Clara. El padre de ambos jóvenes (Nino y Vicente) se ausenta de sus vidas, dejándolos a su suerte. Por esta razón, en el camino deben aprender a lidiar con temas de una vida adulta para la que no estaban preparados.

Dentro de sus recursos cinematográficos, utiliza como pieza dramática y fundamental, la iluminación. Manejándola de manera de enfatizar y revelar los momentos más turbios y esclarecedores en la vida de los protagonistas. El estreno, es prácticamente un compendio de sus referencias y es solo el primer paso que dieron las películas de Pedro Costa para conseguir su marca en el cine Portugués.

Huesos

Ésta es la primera de sus producciones que se encuentra inspirada en el barrio de Fontainhas. Si bien su encuentro fue más una casualidad que algo premeditado, los habitantes del lugar cautivaron a Costa. Su presencia en la locación se suscitó a petición de un encargo, y terminó por ser la inspiración que el director necesitaba.

Huesos (1997) se centra en una madre que no puede criar a su propio bebé.  Se muestra el recorrido del joven que decide hacerse cargo de la criatura y todos los inconvenientes que lo rodean. Costa muestra por primera vez, las dificultades de la vida en el barrio, sin embargo, lo hace desde el convencionalismo. Es a partir de allí, que comprende las incompatibilidades que el cine convencional tiene con la realidad que quiere plasmar.

Los ostentosos equipos y la lineal estructura, lo hace reflexionar sobre cómo mostrar mejor las realidades vividas en aquel lugar. Además, de que la grabación vaya al ritmo del barrio y no al contrario. Pues, considera que es un desmembramiento a la autenticidad, interrumpir el curso real del entorno.

¿Dónde yace tu sonrisa escondida?

La magnifica obra, presenta irónicamente la edición de una película de Danièle Huillet y Jean-Marie Straub. Costa nos entrega la visión de espectador en una de las partes más importantes de la producción. Mostrando una y otra vez el mismo clip de video, mientras ambos franceses discuten como si estuviesen en privado.

Lo cautivador del filme, es la forma en la que muestra su admiración por el cine y sus altibajos en el proceso. Los cineastas se encuentran únicamente en la sala de edición y reflexionan y discuten por una toma durante largo tiempo. El objetivo se desarrolla, en la relación de ambos y su rígida forma de perfeccionismo.

Vitalina Varela

La producción más actual del director, fue premiada y alabada por los críticos. sus planos, escenas e iluminación son de carácter de estudio. Vitalina Varela es una mujer que vuelve a Lisboa, a causa de la muerte de su esposo. Luego de muchos años en espera, se reencuentra con ese lugar y las personas que había dejado atrás. El luto, la sume en un viaje donde no sabe que encontrará.

La falta de entorno natural, y la oscuridad de la película, se deben a  su intención atemporal de los sucesos. La presentación de cada personaje se ve bañada de la sombra a la luz, así como la revelación de su dudoso futuro.

 

 

.